Usar Cúrcuma Y Sus Beneficios En La Salud

Usar cúrcuma en nuestra alimentación supone un beneficio natural en nuestra salud.

A lo largo de la historia, nuestros antepasados han dependido de numerosas hierbas y especias, no sólo para cocinar sino por sus poderosas propiedades curativas.

Pocas han sobrevivido al paso del tiempo como la cúrcuma.

Usar Cúrcuma Y Sus Beneficios En La Salud

Usar Cúrcuma Y Sus Beneficios En La Salud

Posiblemente el suplemento alimenticio más estudiado en la medicina moderna.

El polvo de la raíz de cúrcuma se origina en la planta Curcuma longa.

Una especie de jengibre nativa del sudeste asiático.

Los curcuminoides que contiene tienen una potente actividad antinflamatoria y antioxidante.

Con una amplia variedad de usos y muy pocos efectos secundarios.

Los mejores suplementos de cúrcuma tienen una combinación de curcumina y pimienta negra.

Para mejorar la absorción y maximizar la eficacia.

1) Usar cúrcuma ayuda a la artritis y al dolor de las articulaciones.

Usar cúrcuma para combatir las molestias causadas por el dolor de las articulaciones y la artritis es muy común.

Los síntomas artríticos severos incluyen un rango de movimiento limitado, rigidez en las articulaciones, hinchazón excesiva y falta de movilidad.

Estos síntomas pueden empeorar con el tiempo, causando daños permanentes si no se tratan.

La curcumina inhibe muchos de los mediadores de la inflamación.

Relacionados con la artritis reumatoide, la artritis psoriásica y el desarrollo de la osteoartritis.

La cúrcuma reduce constantemente la sintomatología de la artritis.

Y puede servir como un excelente tratamiento complementario para el dolor de las articulaciones.

2) Reduce la inflamación crónica.

La inflamación es la respuesta del sistema inmunológico del cuerpo a los elementos irritantes o a las amenazas.

Las áreas inflamadas a menudo se hinchan, se enrojecen o se vuelven dolorosas.

Aunque esta es una reacción corporal sana y normal, a veces el sistema inmunológico se debilita.

Si la inflamación se vuelve crónica, puede conducir a problemas de salud importantes.

La curcumina por sus propiedades antiinflamatorias inhibe  los marcadores inflamatorios del cuerpo.

La actividad antioxidante de la cúrcuma también ayuda a reducir el estrés oxidativo, un proceso relacionado con la inflamación de bajo nivel.

3) Ayuda a la pérdida de peso.

La obesidad puede provocar varios problemas de salud.

Como la hipertensión arterial, la diabetes, las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares entre otros.

Si eres una persona saludable, la pérdida de peso puede ser bastante fácil.

Sin embargo, si tienes un trastorno metabólico ya existente, las cosas pueden ser un poco más complicadas.

La curcumina beneficia a los trastornos metabólicos ayudando a estabilizar el metabolismo y a controlar el peso.

La cúrcuma aumenta la sensibilidad a la insulina, regulando el metabolismo de los lípidos.

Y ataca la grasa suprimiendo múltiples procesos responsables del crecimiento del tejido adiposo.

4) Mejora la salud de la piel.

Nuestra piel es la capa protectora más importante y externa de nuestro cuerpo.

La piel nos mantiene a salvo de los microbios dañinos y regula la temperatura interna del cuerpo.

A veces, pueden surgir condiciones de la piel no deseadas que requieren tratamiento.

Como el acné crónico, el eczema y la psoriasis.

Muchas personas suelen usar cúrcuma para crear máscaras faciales, pastas y otras soluciones tópicas para curar la piel.

La curcumina reduce el estrés oxidativo asociado con las condiciones inflamatorias de la piel.

La cúrcuma también mejora la síntesis de colágeno y acelera significativamente la reparación de los tejidos.

5) Es un diluyente natural de la sangre.

Los coágulos de sangre se producen cuando las células sanguíneas, llamadas plaquetas, se desplazan a un lugar dañado para tapar la zona herida.

Esta situación es una función corporal normal.

Sin la coagulación, los pequeños cortes con papel se convertirían en algo catastrófico.

A veces, surgen ciertas condiciones de salud que requieren el diluyente de la sangre para evitar los bloqueos.

Los suplementos de curcumina han demostrado su potencial.

Actuando como anticoagulante de la sangre en ciertas condiciones.

La cúrcuma incide en varias etapas del proceso de coagulación.

Entre ellas la trombosis, coagulación sanguínea local, y la hemostasia, detención del flujo sanguíneo.

6) Ayuda a combatir enfermedades y dolencias crónicas.

Las potentes propiedades antioxidantes pueden ser uno de los beneficios más significativos de usar la cúrcuma.

Ha demostrado una capacidad innata para potenciar la función del sistema inmunológico.

Protege contra las enfermedades al inhibir directamente el daño celular de los radicales libres y reducir el estrés oxidativo.

Cáncer.

Los investigadores han descubierto que la curcumina puede dirigirse específicamente a las células cancerosas e inhibir la iniciación y el crecimiento de los tumores.

La cúrcuma también ayuda a reducir la inflamación y el dolor de la quimioterapia.

Diabetes.

Si está tratando de bajar el nivel de azúcar en la sangre o de prevenir la diabetes, la cúrcuma puede ayudar.

Se ha demostrado el potencial de la curcumina en pacientes con diabetes tipo 1 o tipo 2.

La curcumina parece tener un efecto sensible a la insulina y reductor de la glucosa.

A la vez que usar cúrcuma mejora la regulación de la glucemia.

Presión arterial alta, hipertensión.

Estabilizar la presión sanguínea y prevenir la hipertensión es uno de los usos más comunes de la cúrcuma.

Pero no es capaz de evitar las malas elecciones de un estilo de vida que conduzca a la presión arterial alta.

Sin embargo, la curcumina ha demostrado tener la capacidad de mejorar la función endotelial vascular.

Un modulador de la presión arterial que disminuye con la edad.

Alzheimer y Demencia.

Un suplemento oral de cúrcuma puede ser una de las mejores maneras de prevenir la demencia y la enfermedad de Alzheimer.

Los curcuminoides pueden ayudar a reducir la acumulación de placa beta amiloide en el cerebro.

Y a reducir la neuroinflamación.

Que son dos de los principales indicadores biológicos relacionados con el desarrollo del Alzheimer.

Regula el colesterol.

La cúrcuma puede ayudar a reducir los niveles de triglicéridos y colesterol.

Puede ser beneficiosa si eres obeso, tienes síndrome metabólico, diabetes u otra condición crónica que afecte tu perfil de lípidos en la sangre.

Crecimiento de la candidiasis.

Los principales beneficios para la salud de la cúrcuma incluyen su actividad antibacteriana, antiviral, antiinflamatoria y antioxidante.

También contiene propiedades antimicóticas.

La cúrcuma puede reducir el crecimiento excesivo de la candidiasis y atacar las infecciones fúngicas con un éxito moderado.

Síndrome del intestino irritable.

La curcumina ha mostrado potencial en la reducción de este síndrome y en la limitación de síntomas como el dolor abdominal, la hinchazón y el estreñimiento.

Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica.

Actualmente no se ha identificado una cura para ambas, pero hay muchas maneras de controlar los síntomas y los brotes.

Los investigadores tienen pruebas de que la cúrcuma puede ayudar a reducir el dolor musculo esquelético generalizado al inhibir las vías inflamatorias y reducir el estrés oxidativo.

7) Usar cúrcuma mejora la función cerebral.

La mejora de la salud mental y la función cognitiva en general es uno de los usos más populares de la cúrcuma.

Los antioxidantes también pueden mejorar la cognición y aumentar la neuroplasticidad, la capacidad del cerebro para crear nuevas conexiones sinápticas.

Reduce la ansiedad y la depresión.

Ensayos clínicos han demostrado que la cúrcuma puede influir en el equilibrio de los neurotransmisores en el cerebro.

Parece tener un efecto antidepresivo y ansiolítico.

Gracias a su capacidad de modular los niveles de serotonina y dopamina.

Por lo tanto, puede ser un buen tratamiento complementario para la depresión.

8) Mejora las alergias y el asma.

Una alergia se produce cuando el sistema inmunológico identifica por error una sustancia extraña como dañina para el cuerpo y reacciona de forma excesiva ante ella.

Durante una reacción alérgica, producimos anticuerpos que responden a estos alérgenos.

Lo que finalmente conduce a un conjunto indeseado de síntomas, tos, estornudos, picor, entre otros.

La actividad anti inflamatoria de la cúrcuma puede ayudar a combatir muchos síntomas relacionados con la alergia y a disminuir la probabilidad de ataques de asma.

Un suplemento de curcumina puede reducir los signos de estornudos, congestión nasal y secreción nasal relacionados con la restricción del flujo de aire nasal y la fiebre del heno.

9) Ayuda en la desintoxicación del hígado.

La limpieza del hígado, implica la eliminación de toxinas de la sangre y el metabolismo de nutrientes para asegurar que nuestro cuerpo obtenga lo que necesita.

Piensa en el hígado como el sistema central de filtración del cuerpo.

Un hígado sano es primordial para una salud física y mental óptima.

Ensayos han demostrado la capacidad de la curcumina para limitar el daño causado al hígado por sustancias nocivas, interrumpiendo las vías inflamatorias.

La cúrcuma también estimula la producción y liberación de bilis de la vesícula biliar, ayudando a eliminar los desechos no deseados del cuerpo.

10) Usar la cúrcuma ayuda con los dolores de cabeza y las migrañas.

Los dolores de cabeza y las migrañas son difíciles de manejar.

El inmenso dolor y las molestias pueden surgir de muchos factores.

El estrés, la fatiga, el sueño insuficiente, la inflamación, la mala postura, la tensión del cuello y varias otras causas.

Los beneficios de la curcumina han mostrado su potencial en el tratamiento de los dolores de cabeza y las migrañas.

Por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

La cúrcuma puede reducir el dolor vinculado a la inflamación.

E inhibir directamente el estrés oxidativo en el cuerpo.

Reflexiones finales sobre los beneficios para la salud de la cúrcuma.

Si te preguntas «para qué sirve la cúrcuma», la respuesta es para casi todo.

Es importante señalar que los suplementos de cúrcuma no son una cura para las enfermedades o las condiciones crónicas.

Pero, las propiedades medicinales únicas de la cúrcuma han demostrado beneficios significativos para la salud y su uso en la medicina natural moderna.

En casi todos los estudios, la raíz de cúrcuma ha demostrado que es eficaz.

Bien tolerada en dosis más altas, y no tiene efectos secundarios adversos.

Si está considerando agregar cúrcuma a tu dieta, siempre consulta primero con tu médico de cabecera.

Es vital asegurarse de que cualquier suplemento dietético que estés tomando no entre en conflicto con ningún medicamento previo.

Te Gusto? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en las Redes Sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *