Tener Un Perro Y Sus Beneficios A La Salud

Tener un perro y pasar el tiempo junto a ellos puede hacer maravillas para tu bienestar.

  1. Mejora la salud del corazón.

Los perros no sólo te llenan el corazón, sino que lo hacen más fuerte.

Un compañero canino está relacionado con una disminución de la presión arterial.

Tener Un Perro Y Sus Beneficios A La Salud

Tener Un Perro Y Sus Beneficios A La Salud

Una reducción del colesterol.

Y una disminución de los niveles de triglicéridos.

Lo que contribuye a una mejor salud cardiovascular y a disminuir los ataques cardíacos.

Es más, los propietarios de perros que sufren ataques cardíacos tienen mejores tasas de supervivencia después de éstos.

  1. Tener un perro te mantiene en forma y activo.

Los especialistas en salud recomiendan que los adultos hagan 2 horas y media de ejercicio moderado a la semana.

Los dueños de perros son mucho más entusiastas de alcanzar la meta.

A la gente le encanta sacar a pasear a su perro, y estar con él.

Les ayuda a estar más activos.

A su vez, esta actividad ayuda a mantener la movilidad a los 70 y 80 años.

En un estudio se encontró que los adultos mayores que paseaban perros experimentaban:

Un menor índice de masa corporal.

Menos limitaciones en las actividades de la vida diaria.

Menos visitas al médico.

Un ejercicio moderado y vigoroso más frecuente.

  1. Te ayudará a perder peso.

Si quieres bajar unos cuantos kilos busca a Fido y ponte a caminar.

Investigaciones han encontrado que pasear diariamente a los perros ayuda a perder peso.

Ya que te obligan a realizar una actividad física moderada durante 10, 20 e incluso 30 minutos cada vez que lo haces.

Se descubrió que los vecinos que paseaban perros «prestados» cinco veces a la semana perdieron un promedio de 7 kilos en el transcurso de un año.

Pero lo mejor de todo es que los participantes consideraron que era una responsabilidad para con el perro.

En lugar de verlo como hacer ejercicio, es la necesidad de pasearlos.

  1. Tener un perro mejora tu vida social.

A medida que envejecemos, se hace más difícil salir y conocer gente.

Para los dueños de perros no es así.

Alrededor del 40 por ciento de ellos hace amigos con más facilidad.

Posiblemente porque la gran mayoría, 4 de cada 5, habla con otros dueños de perros durante los paseos.

Se dice que los dueños de perros en particular tienden a ser un poco más extrovertidos.

Cuando empiezas a hablarles de tu perro, tienden a abrirse y a expresarse de verdad.

Quieren compartir historias sobre su amigo favorito.

  1. Reduce el estrés.

Hay una razón por la que la terapia con perros es tan efectiva.

Pasar sólo unos minutos con una mascota puede:

Reducir la ansiedad y la presión sanguínea.

Aumentar los niveles de serotonina y dopamina, dos neuroquímicos que juegan un papel importante en la calma y el bienestar.

Las personas que realizan tareas estresantes también lo hacen mejor cuando hay un perro alrededor.

Los perros alivian la tensión tanto en la oficina como entre parejas casadas.

  1. Tener un perro agrega un sentido y un propósito a tu vida.

A medida que envejecemos, especialmente después de jubilarnos, puede ser difícil encontrar la esencia y el significado de cada día.

Los perros se encargan de eso.

Obligan a la gente a seguir haciendo cosas.

Así que, aunque no te sientas bien emocional o físicamente, al perro no le importa.

Es decir, les importa, pero aun así quieren que los alimentes y los saques a pasear.

Los perros también ayudan a prevenir la soledad y el aislamiento.

Esto es clave para evitar el declive cognitivo y las enfermedades.

Nos ayudan a no centrarnos sólo en nuestras necesidades.

Nos dan una razón y fuerza para levantarnos realmente por la mañana.

«Necesito levantarme y cuidar de mi amigo que está aquí.»

  1. Evita la depresión.

Se cree que los dueños de los perros son menos propensos a la depresión.

En gran parte porque los perros parecen ayudar en muchas áreas de la salud y el bienestar.

Sin embargo, la verdad es algo más complicada.

Ciertos dueños de perros, incluyendo mujeres ancianas solas y hombres seropositivos, sufren menos depresión que aquellos que no tienen mascotas.

Dicho esto, los perros de terapia, es decir, animales que no se quedan en su casa, han demostrado ser eficaces para aliviar la depresión en una variedad de personas.

Tanto mayores como jóvenes, enfermos y sanos.

  1. Previene las alergias de los nietos.

En los 90, los expertos creían que tener un perro en casa contribuía a las alergias de los niños.

Afortunadamente, investigaciones demuestran que es todo lo contrario.

Los perros y los gatos reducen las probabilidades de que un niño sea alérgico a las mascotas hasta en un 33 por ciento.

Como ventaja adicional, los niños pueden incluso desarrollar sistemas inmunológicos más fuertes.

  1. Reduce las visitas al médico.

Si tienes más de 65 años y tienes una mascota, lo más probable es que busques atención médica un 30 por ciento menos que las personas que no tienen.

Tener mascotas como los gatos, pájaros y otros animales son de ayuda.

Pero, los dueños de perros, en particular, fueron salvados del estrés de tener que consultar frecuentemente a los médicos.

  1. Luchar contra las enfermedades y las lesiones.

Se considera que tener un perro puede ayudar a detectar, tratar y manejar una variedad de enfermedades y debilidades.

Algunos perros han sido entrenados para olfatear el cáncer de piel, riñón, vejiga y próstata, entre otros.

Se sabe que los perros de rastreo benefician a personas con todo tipo de problemas.

Desde lesiones cerebrales traumáticas hasta autismo y artritis reumatoide.

Aumentando la movilidad y promoviendo la independencia.

Los pacientes de Alzheimer también son calmados por los perros.

Su compañía parece mitigar los brotes emocionales y la agresión.

Cuando tener un perro no es tan bueno.

Según estadísticas, algo más de 86.000 caídas al año son causadas por mascotas.

El 88 por ciento de ellas son causadas por perros.

Las caídas pueden ser hechos catastróficos para la salud de las personas mayores.

Con frecuencia, las caídas provocan lesiones graves, como la ruptura de caderas, entre otras.

Y por consecuencia, a largas estancias en el hospital.

Si estás buscando adoptar, considera los problemas de movilidad.

Y asegúrate de tomar medidas para reducir los peligros de las caídas.

Te Gusto? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en las Redes Sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *