Recuperar El Matrimonio Y La Confianza En La Pareja

Recuperar el matrimonio o la confianza en una relación íntima de pareja se basa en sentirse seguro con la otra persona.

La infidelidad, las mentiras o las promesas rotas pueden dañar gravemente la confianza entre un marido y una mujer.

Eso, sin embargo, no significa necesariamente que el matrimonio no pueda salvarse.

Recuperar El Matrimonio Y La Confianza En La Pareja

Recuperar El Matrimonio Y La Confianza En La Pareja

Aunque reconstruir la confianza puede ser un desafío cuando hay una ruptura significativa, es, de hecho, posible si ambos miembros de la pareja se comprometen en el proceso.

Recoger los pedazos.

Se necesita mucho tiempo y esfuerzo para restablecer la sensación de seguridad que se necesita para que un matrimonio prospere y siga creciendo.

La recuperación del trauma causado por la ruptura de la confianza es donde muchas parejas que quieren volver a intentarlo pueden quedarse atascadas.

Las investigaciones demuestran que las parejas deben abordar los siguientes cinco puntos de fricción para poder recuperar el matrimonio y superar eficazmente una ruptura de confianza:

Conocer los detalles.

Liberar la ira.

Mostrar compromiso.

Reconstruir la confianza.

Reconstruir la relación.

Ya sea que hayas sido la parte ofensora o la traicionada, para recuperar el matrimonio, ambos deben renovar el compromiso.

Conozca los detalles.

Incluso en los casos aparentemente claros de traición, siempre hay dos lados.

La parte ofensora debe ser sincera y honesta con la información, además de dar respuestas claras a todas y cada una de las preguntas de su pareja.

Esto le dará a la parte traicionada una comprensión más amplia de la situación.

¿Qué pasó, cuándo y dónde?

¿Qué sentimientos o problemas pueden haber contribuido a esta situación?

¿Cuáles fueron las circunstancias atenuantes?

Liberar la ira

Incluso casos menores de perdida en la confianza pueden conducir a problemas de salud mental, emocional y física.

Las parejas pueden tener problemas para dormir o tener menos apetito.

Pueden ponerse irritables por cosas pequeñas o ser rápidos para ocasionarlas.

Aunque puede ser tentador reprimir toda la ira y las emociones, es imperativo que la pareja traicionada canalice y reflexione sobre todos los sentimientos que tiene.

Considera el impacto de la traición de tu pareja en ti y en los demás.

Reflexiona sobre cómo la vida ha sido interrumpida, incluyendo el pensamiento de todas las preguntas y dudas que te están surgiendo ahora.

Haz que tu pareja sea consciente de todos estos sentimientos.

Incluso se anima a la pareja ofensora a expresar cualquier sentimiento de resentimiento y rabia que pueda haber estado albergando desde antes del incidente.

Muestra tu compromiso.

Ambas partes, especialmente los traicionados, pueden cuestionar su compromiso con la relación y preguntarse si la relación sigue siendo adecuada para ellos o incluso salvable.

Los actos de empatía y compartir el dolor, la frustración y la ira; mostrar remordimiento y arrepentimiento; y dejar espacio para el reconocimiento y la validación de los sentimientos heridos pueden ser curativos para ambas partes.

A partir de esto, definir lo que ambas partes requieren de la relación puede ayudar a la comprensión de que proceder con la relación viene con expectativas claras que cada persona, que al seguir adelante, han acordado cumplir.

Ambas partes deben trabajar para definir lo que necesitan para mantener el compromiso de hacer que la relación funcione, y así, poder recuperar el matrimonio.

Evita el uso de palabras que puedan desencadenar un conflicto (por ejemplo, siempre, debe, nunca, debería) al describir lo que ves, esperas o deseas de tu cónyuge.

En su lugar, elije palabras que faciliten una conversación abierta y utiliza declaraciones que no sean de culpabilidad.

Por ejemplo, favorece el «Necesito sentirme como una prioridad en tu vida» sobre el «Nunca me pones en primer lugar».

Reconstruir la confianza.

Juntos, deben establecer objetivos específicos y plazos realistas para volver a recuperar el matrimonio.

Deben reconocer que reconstruir la confianza lleva tiempo y requiere lo siguiente:

Decidir perdonar o ser perdonado.

Tomar una decisión consciente de amar tratando de dejar atrás el pasado.

Aunque alcanzar esta meta completamente puede tomar algún tiempo, deben comprometerse con ella, es la clave.

Estar abierto al desarrollo y a la mejora.

No puedes reparar la confianza rota con sólo promesas y declaraciones de perdón.

Las causas de la traición deben ser identificadas, examinadas y trabajadas por ambos cónyuges para que los problemas permanezcan latentes y puedan solucionarlos.

Sean conscientes de sus sentimientos más íntimos y compartan sus pensamientos.

Dejar a un lado la obsesión por la situación o la acción que rompió la confianza no va a resolver nada.

En cambio, es importante discutir abiertamente los detalles y expresar todos los sentimientos de ira y dolor.

Quiero que funcione.

No hay lugar en el proceso para más mentiras.

Sé honesto y fiel a tus deseos.

Una vez que ambos partes se hayan tomado en serio los puntos anteriores, habla abiertamente sobre tus objetivos y comprueba regularmente que están en el buen camino.

Para los ofensores.

La persona que comprometió la relación, puede serte difícil o incluso doloroso que te recuerden tus malas acciones.

Sin embargo, recuerda que los pasos anteriores son esenciales para el proceso de reparar y recuperar el matrimonio.

Mientras trabajas en ellos:

Demuestra que el comportamiento errado que tuviste ha desaparecido, si eres la persona que en tu matrimonio mintió, engañó o rompió la confianza.

Esto significa que no más secretos, mentiras, infidelidad o cualquier otra cosa de este tipo.

Sea completamente transparente, abierto y comunicativo de ahora en adelante.

Se honesto y trabaja para entender y expresar por qué ocurrió el mal comportamiento.

Declaraciones como «No lo sé» no infunden confianza ni ayudan a llegar a la raíz del problema.

Asume la responsabilidad de tus propias acciones y decisiones; pide disculpas por el daño que has causado y evita estar a la defensiva, lo que sólo continuara el conflicto o la crisis.

Justificar tu comportamiento basado en lo que tu cónyuge está haciendo o ha hecho en el pasado tampoco es productivo.

Para los traicionados.

Avanzar en recuperar el matrimonio depende mucho de lo que tu pareja sea capaz de mostrarte, recuerda que el trabajo que haces también tiene mucho que ver con tu éxito potencial.

A medida que avanzas, día a día:

Trabaja en entender por qué y qué salió mal en la relación antes de que la traición realmente tuviera lugar.

Aunque esto no te ayudará a olvidar lo que pasó, puede ayudarte a obtener algunas respuestas que necesitas para seguir adelante e intentar recuperar el matrimonio.

Proporciona respuestas positivas y refuerzos para ayudar a tu pareja a dar una respuesta consistente a las cosas que le agradan o que le hacen feliz una vez que se han comprometido a darse una segunda oportunidad.

Debes saber que también está bien si no deseas continuar la relación después de considerar los pasos anteriores o incluso de comenzarlos.

Se honesto contigo mismo y con tu pareja y no sigas adelante sólo porque sientas que eso es lo que se espera de ti como un socio devoto.

Para la pareja.

Mientras haya trabajo que hacer, recuerden escucharse mutuamente.

Recuerda que cada uno de ustedes merece respuestas abiertas y honestas a sus preguntas sobre la traición.

Reconstruir la relación.

Una vez que la pareja se ha comprometido a reconstruir la confianza, deben trabajar en tratar la relación como si fuera completamente nueva.

Ambas partes deben pedir lo que realmente necesitan y no esperar que tu pareja simplemente sepa lo que quieres.

No retengan la confianza en esta nueva relación, aunque sea con la misma persona.

Retener la confianza por miedo o por rabia evitará que te reconectes emocionalmente con tu pareja.

Esto impide que tu relación avance de forma saludable.

En su lugar, trabaja para reconstruir la relación haciendo el trabajo necesario para crear confianza y reconstruir una conexión de apoyo mutuo.

Lleguen a un acuerdo sobre cómo será una relación saludable para ambos.

Algunos ejemplos incluyen establecer noches de citas, trabajar juntos en un plan de cinco, diez e incluso 20 años.

Encontrar sus lenguajes amorosos y verificar con tu pareja cómo sienten que va funcionando la relación o si está incumpliendo con sus expectativas.

Recuerden que todas las relaciones requieren trabajo.

Incluso las parejas más cercanas tienen que trabajar duro para renovar la chispa mientras trabajan para crecer juntos en la misma dirección, año tras año.

Cómo obtener ayuda profesional

Puedes trabajar en la construcción de recuperar el matrimonio y hacerlo una relación más sana, más feliz y más honesta si abordas los cinco temas mencionados anteriormente.

Y si además te aferras a lo más amplio, superar esto sólo es posible si te mantienes fuerte y se comprometen a trabajar juntos en ello.

Un terapeuta puede ayudarte a procesar el qué, el por qué y el cómo de lo sucedido para que ambos avancen y puedan recuperar el matrimonio.

Ambos deben estar dispuestos a buscar asesoramiento para tener una mejor comprensión de lo que causó la ruptura de la confianza.

Pero puede que quieran o necesiten buscar una terapia individual además de la terapia de pareja.

Hay varias formas de tratamiento para parejas que están diseñadas para restablecer la confianza, la comunicación y la conexión que pueden ser muy útiles en poder recuperar el matrimonio.

A través de trabajo y una terapia continua, pueden incluso terminar con un matrimonio más sólido después de pasar por una crisis así.

Fue de tu interés? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en las Redes Sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *