Las Alergias Sus Causas Y Tratamiento

Las alergias son una causa común de enfermedad y pueden ocurrir en cualquier etapa de la vida de una persona.

Infinidad de cosas pueden causar alergias, desde el polen hasta los alimentos y los medicamentos.

Por lo que no siempre es fácil conocer los mejores tratamientos o remedios caseros.

Se pueden utilizar enjuagues nasales con solución salina para los síntomas de alergia relacionados con la congestión.

Las Alergias Sus Causas Y Tratamiento

Las Alergias Sus Causas Y Tratamiento

Datos rápidos sobre el tratamiento de una reacción alérgica:

La mayoría de síntomas de las alergias menores pueden tratarse con antihistamínicos, corticoesteroides o descongestionantes.

Las cremas de corticoesteroides pueden tratar las erupciones cutáneas relacionadas con las alergias.

La inmunoterapia es una opción de tratamiento a largo plazo para los síntomas de alergias crónicas.

Una reacción alérgica se produce cuando las células del sistema inmunológico interpretan una sustancia extraña o un alérgeno como dañino.

El sistema inmunológico reacciona de forma exagerada ante estos alérgenos y produce histamina, que es una sustancia química que causa síntomas de alergia, como la inflamación, los estornudos y la tos.

Las reacciones alérgicas leves generalmente pueden tratarse con remedios caseros y medicamentos de venta libre.

Sin embargo, las alergias crónicas necesitan tratamiento por parte de un profesional médico.

Las reacciones alérgicas graves siempre requieren atención médica de emergencia.

Tratamiento de las reacciones alérgicas.

Muchas de las alergias que son de leves a moderadas pueden ser tratadas en casa o con medicamentos de venta libre.

Los siguientes tratamientos se utilizan comúnmente para reducir los síntomas de una reacción alérgica:

Antihistamínicos.

Los antihistamínicos pueden ayudar a tratar la mayoría de las alergias menores, independientemente de la causa.

Estos medicamentos reducen la producción de histamina del cuerpo, lo que reduce todos los síntomas, incluyendo estornudos, ojos llorosos y reacciones cutáneas.

Los antihistamínicos vienen de varias formas, para actuar rápido en la fuente de la reacción o para facilitar su consumo, tales como:

Píldoras orales

Tabletas disolubles

Aerosoles nasales

Líquidos

Gotas para los ojos

Los antihistamínicos en estas formas están disponibles en las farmacias, se pueden comprar online o con receta médica.

También se pueden tomar para prevenir las alergias.

Muchas personas con alergias estacionales o de mascotas comenzarán a tomar antihistamínicos cuando saben que van a estar expuestas a un alérgeno.

Una persona que esté embarazada o que tenga un trastorno hepático debe consultar a su médico antes de tomar antihistamínicos.
Descongestionantes nasales.

Las píldoras, líquidos y aerosoles nasales también pueden ayudar a reducir la congestión e inflamación de los senos paranasales y los síntomas relacionados, como el dolor de garganta o la tos.

Sin embargo, los medicamentos descongestionantes no deben tomarse continuamente durante más de 72 horas.

Estos están disponibles sin receta médica y también online.

Medicamentos antiinflamatorios.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) también pueden utilizarse para ayudar a reducir temporalmente el dolor, la hinchazón y los calambres causados por las alergias.

Evitar el alérgeno.

La mejor manera de tratar y prevenir las reacciones alérgicas es saber qué es lo que desencadena la reacción y mantenerse alejado de ella, especialmente de los alérgenos alimentarios.

Cuando esto no es posible, el uso de antihistamínicos o descongestionantes en contacto con los alérgenos puede ayudar a tratar los síntomas.

Use un enjuague salino de los senos nasales.

Cuando las alergias causan problemas en los senos nasales, se recomienda que la persona se enjuague los senos nasales con solución salina.

Esto puede eliminar los alérgenos y despejar las vías respiratorias.

la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (AAAAI) recomienda la siguiente receta de solución salina:

Mezclar 3 cucharaditas de sal (sin yodo) con 1 cucharadita de bicarbonato de sodio.

Añade 1 cucharadita de esta mezcla a 240 mililitros de agua hervida.

Disolver la mezcla en el agua y luego usarla como un enjuague salino.

Los dispositivos para enjuagar los senos nasales pueden comprarse online o en una farmacia.

El tratamiento de las alergias ambientales.

Para los alérgenos transportados por el aire, como el polen, el polvo y las esporas de moho, las opciones de tratamiento adicionales incluyen:

Pastillas para la garganta con ingredientes calmantes, como mentol, miel o jengibre.

Ducharse y lavar toda la ropa después de estar expuesto a un alérgeno.

Hacer ejercicio durante unos minutos para ayudar a reducir la congestión nasal.

Tratar las alergias en la piel.

En el caso de las reacciones alérgicas que causan síntomas en la piel, incluidas las asociadas a los alérgenos que se encuentran en la saliva de los animales, las plantas venenosas, los medicamentos, los productos químicos y los metales, las opciones de tratamiento adicionales incluyen:

Cremas o comprimidos de corticoesteroides tópicos.

Estos contienen esteroides que reducen la inflamación y el picor.

Se pueden encontrar formas suaves de estas cremas via online, y un médico puede recetar versiones más fuertes.

Cremas hidratantes.

Las cremas emolientes con ingredientes calmantes, como la calamina, pueden tratar las reacciones de la piel.

Medicamentos para mordeduras o picaduras.

Los medicamentos destinados a reducir las reacciones alérgicas a las mordeduras o picaduras de insectos tienen un efecto similar al de otros medicamentos para las alergias.

Bolsa de hielo.

La aplicación de una bolsa de hielo envuelta en un paño en la zona durante intervalos de 10 a 15 minutos puede reducir la inflamación.

Tratamiento de las alergias graves.

Las personas deben hablar con su médico si tienen o sospechan que tienen alergias graves o crónicas.

Un médico o especialista en alergias puede recetar medicamentos que contienen dosis mucho más fuertes de los compuestos que se encuentran en los productos de venta libre.

Las opciones de tratamiento para las alergias crónicas o graves incluyen:

Inmunoterapia o inyecciones para la alergia.

La inmunoterapia puede ser entre un 90 y un 98 por ciento eficaz para reducir las reacciones alérgicas a las picaduras de insectos, por ejemplo.

Medicamentos recetados para el asma, como broncodilatadores y corticoesteroides inhalados.

La cromolina oral se puede tomar para las alergias a los alimentos.

La terapia de desensibilización de drogas se usa para alérgenos específicos.

Remedios naturales para las reacciones alérgicas.

Muchos sistemas de medicina tradicional utilizan suplementos y extractos de hierbas tanto para tratar como para prevenir reacciones alérgicas, especialmente las alergias estacionales.

Aunque hay pocas pruebas científicas que apoyen el uso de la mayoría de los remedios alternativos o naturales, algunas personas pueden notar que algunos proporcionan alivio a sus síntomas.

La Asociación Americana de Médicos Naturópatas recomienda los siguientes tratamientos naturales para las alergias:

Cambios en la dieta.

Una dieta baja en grasas y alta en carbohidratos complejos, como frijoles, granos enteros y vegetales puede reducir las reacciones alérgicas.

Bioflavonoides.

Estos químicos de origen vegetal que se encuentran en los cítricos y las grosellas negras pueden actuar como antihistamínicos naturales.

También se pueden tomar como suplementos.

Suplementos.

Se sugiere el aceite de linaza, el zinc y las vitaminas A, C y E para mejorar los síntomas de las alergias.

Acupuntura.

Los tratamientos de acupuntura pueden ayudar a algunas personas a encontrar alivio a sus síntomas.

Identificación y tratamiento de la anafilaxia.

Una reacción alérgica muy severa puede llevar a una condición llamada anafilaxia, o shock anafiláctico.

La anafilaxia se produce cuando la respuesta inmunológica del cuerpo a un alérgeno es tan grave y repentina que el cuerpo entra en un estado de shock.

La anafilaxia puede afectar a múltiples órganos y, si no se trata, puede provocar un coma, una insuficiencia orgánica y la muerte.

Los primeros síntomas de la anafilaxis pueden ser bastante leves y similares a los de las reacciones alérgicas leves a moderadas, pero a menudo empeoran rápidamente.

Los síntomas exclusivos de la anafilaxia incluyen:

Ansiedad inexplicable.

Hormigueo en las palmas de las manos, las plantas de los pies y los labios.

Lengua, garganta, boca y cara hinchadas.

Dificultad para respirar.

Pulso rápido pero débil.

Baja presión sanguínea.

Sentido de temor o fatalidad.

Vómitos o diarrea.

Confusión o desorientación.

Pérdida de conciencia.

Piel muy pálida o azulada.

Ataque al corazón.

Cualquier persona que sospeche de anafilaxis debe llamar urgencias  buscar atención médica de emergencia.

Si la persona lleva un EpiPen, que es una dosis autoinyectable de epinefrina diseñada para tratar la anafilaxia, inyécteselo en el muslo, lo antes posible.

Los primeros auxilios para la anafilaxia incluyen:

Tratar de mantener a la persona calmada.

La persona puede vomitar, así que voltéala de lado y mantenle la boca despejada.

Tratar de que la persona se acueste de espaldas con los pies levantados a un metro del suelo.

Asegúrate de que la ropa de la persona sea holgada sino quítale la ropa que le aprieta.

No le des nada de beber o comer, aunque lo pidan.

Si no respira, practicale la Respiracion Cardio-Pulmonar (RCP) con unas 100 compresiones firmes en el pecho cada minuto hasta que lleguen los servicios de emergencia.

Si la persona no tiene un EpiPen, un médico o paramédico le dará una inyección de la hormona epinefrina, o adrenalina.

Esto aumentará inmediatamente el ritmo del corazón y el flujo sanguíneo en todo el cuerpo.

Se debe buscar atención médica cada vez que se produce una anafilaxia.

Incluso si comienzan a sentirse mejor o si sus síntomas desaparecen, puede producirse una segunda reacción alérgica grave hasta 12 horas después de la respuesta inicial.

Síntomas de la alergia.

Los síntomas asociados con una respuesta alérgica dependen del alérgeno específico, de la gravedad de la alergia y de si la persona ha tocado, ingerido o inhalado el mismo.

No todos responden de la misma manera a cada alérgeno.

Pero hay conjuntos de síntomas similares que la mayoría de las personas experimentan cuando se exponen a ellos particularmente.

En resumen

Muchas personas experimentan reacciones alérgicas, que van desde la caspa y el polen de los animales domésticos hasta los compuestos de los alimentos, las bebidas y los productos de higiene personal.

La mejor manera de tratar una reacción alérgica depende de la causa, aunque la mayoría de los casos menores pueden tratarse con antihistamínicos de venta libre y productos antipicazón.

El paciente debe buscar atención médica inmediata en caso de reacciones alérgicas crónicas o graves, especialmente las que implican inflamación de la garganta o cambios en el ritmo cardíaco.

La anafilaxis siempre debe ser tratada como una emergencia médica.

Te Gusto? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en las Redes Sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *