Esclavos Del Trabajo De Daria Bogdanska

La autora polaca Daria Bogdanska comienza en la novela gráfica con esta obra Esclavos del trabajo de tinte político y autobiográfico.

La crisis que venimos padeciendo desde hace más de diez años y de la que algunos afirman que hemos salido va a ser indudablemente el factor que va a marcar la historiografía que se dedique a estudiar esta temporada.

En este contexto de precariedad de todo género, mas sobre todo laboral, se anota Esclavos del trabajo.

Esclavos Del Trabajo De Daria Bogdanska

Esclavos Del Trabajo De Daria Bogdanska

La novela gráfica que publica Astiberri y con la que comienza Daria Bogdanska, mil novecientos ochenta y ocho, en el planeta del cómic.

En Esclavos del trabajo, la autora ficcionaliza su experiencia como inmigrante polaca en Suecia.

Después de vivir una temporada en Barna, Daria se traslada a la localidad sueca de Malmö, donde desea emprender una nueva vida.

Para esto se apunta a una escuela de cómic, mas pronto se hallará con un muro burocrático que la forzará a admitir un empleo de camarera con un salario de miseria y sin contrato.

La experiencia de Daria en la avanzada Suecia podría ser la de cualquier inmigrante en España.

A ella misma se le presenta el desalmado circulo vicioso: sin papeles no puedes trabajar, y si no trabajas no consigues papeles.

Abandonados de esta manera por el sistema, muchos inmigrantes (ahora la corrección política nos afirma que solo son “migrantes”) deben conformarse con sobrevivir con trabajos no declarados.

Un submundo de trabajos en negro sin garantía que solamente hacen es favorecer al empresario que ve en esta situación de desigualdad una ocasión para ganar más dinero.

Haz Click Aquí Para Ver:  Libros Para Leer Al Menos Una Vez En La Vida.

Afortunadamente, Daria no se conforma con la situación en la que vive y decide plantar cara.

Pregunta a sindicatos y también procura hacer lo que pueda para prosperar no solo su situación, sino más bien la de otros muchos que están en idénticas condiciones.

La virtud del cómic de Daria Bogdanska es que logra que la materia de su obra, que podría haber dado sitio con perfección a un cómic-reportaje, se transforme en una novela gráfica de miras mayores cuando superpone el resto de las inseguridades de su protagonista.

Las relaciones cariñosas, las amistades, la certidumbre de no tener rumbo ni destino en la vida.

Y eso hace que el cuadro que describe la autora sea mayor y el cómic retenga al lector.

En otras palabras, la autora logra implicarnos a múltiples niveles en su historia.

La perspicacia de Bogdanska como autora es notable.

Su trazo recuerda al de Marjane Satrapi en Persépolis, y quizás de ella aprendiese el valor de transformar la historia de una simple mujer en un cómic genial.

La zozobra existencial de Marjane es semejante a la de Daria.

Las dos comparten la sensación de desamparo en un futuro que no semeja halagador, como el hecho de no acabar de encajar en ningún lugar.

Esclavos del trabajo sorprende siendo el debut de la historia.

Pese a que tenga puntos que prosperar (a saber, que a veces el texto puede antojarse excesivo), resulta obvio que la autora se maneja realmente bien con el lenguaje narrativo.

Estamos frente a una autora que, si vuelve a aventurarse en la ruta del cómic, va a tener cosas interesantes para contar.

Haz Click Aquí Para Ver:  Crisantemo Blanco de Mary Lynn Bracht

Te Gustó? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *