El Azúcar De Las Frutas En La Salud

A menudo las organizaciones de la salud y los expertos dicen que deberíamos consumir menos azúcar, entonces qué función tiene el azúcar de las frutas cuando también se nos dice que deberíamos comer más fruta.

Todos los tipos de azúcar nos aportan la misma cantidad de calorías, ya sea de la fruta o de refrescos.

El Azúcar De Las Frutas En La Salud

El Azúcar De Las Frutas En La Salud

Los riesgos para la salud de comer azúcar están relacionados con el consumo de demasiados «azúcares libres» en la dieta.

Pero no con el consumo de azúcares de las frutas que están presentes de forma natural o de la leche.

Tipos de azúcar en los alimentos.

El azúcar en los alimentos y bebidas viene de varias formas.

Las moléculas de azúcar se clasifican como monosacáridos, moléculas de azúcar individuales como la glucosa y la fructosa.

Y disacáridos, estructuras más complejas como la sacarosa y la lactosa.

El azúcar de las frutas es natural, son una mezcla de sacarosa, fructosa y glucosa.

Mucha gente ha oído que el azúcar es malo, y piensa que esto también debe aplicarse a las frutas.

La fructosa sólo es dañina en cantidades excesivas, y no cuando proviene de la fruta.

Sería muy difícil consumir cantidades excesivas de fructosa comiendo frutas enteras.

Es más fácil consumir exceso de azúcar en los alimentos y bebidas que contienen «azúcares libres».

Los azúcares libres incluyen estos mismos azúcares, fructosa, glucosa y sacarosa, pero en este caso se han eliminado de su fuente natural.

En lugar de ser consumidos como partes naturales de las frutas, productos lácteos y algunas verduras y granos.

Esto incluye el azúcar que las fábricas de alimentos, los cocineros o los consumidores añaden a los alimentos y las bebidas.

Los riesgos para la salud provienen de los azúcares libres, no de las frutas.

Las pruebas demuestran que los riesgos para la salud causados por los azúcares, como las caries y el aumento de peso, están relacionados con el consumo de demasiados azúcares libres en la dieta.

Pero no con los azúcares que están presentes de forma natural en las frutas o la leche.

Por esta razón se recomienda que no más del 10% de las calorías diarias provengan de azúcares libres.

Para un adulto medio, esto es alrededor de 50g o sólo un poco más que la cantidad de azúcar en una lata de refresco regular.

Los alimentos que son una fuente de azúcares libres, como los zumos, los refrescos, las galletas y las golosinas, suelen ser ricos en calorías y tienen poco valor nutritivo.

A menudo es fácil consumir más de ellos en comparación con la fruta fresca y también pueden estar sustituyendo a otros alimentos nutritivos en la dieta.

Piensa en una botella de jugo de fruta, tendrías que comer seis naranjas enteras para obtener la misma cantidad de azúcar que consumes en el jugo.

Y como la fruta está en forma de jugo, cuenta para el límite diario de azúcares libres.

Las calorías de las bebidas que contienen azúcar a menudo se suman a las calorías de los alimentos.

Lo que puede provocar un aumento de peso con el tiempo.

Comer grandes cantidades de fruta seca tampoco es una buena idea si estás limitando tu consumo de azúcar.

En el proceso de eliminación del agua de la fruta se concentran los nutrientes.

Por ejemplo los albaricoques secos, contienen aproximadamente seis veces más azúcar que los albaricoques frescos.

Necesitamos comer fruta.

A diferencia de muchos alimentos con alto contenido en azúcares libres, las frutas están provistas de muchos nutrientes que ayudan a proporcionarnos una dieta equilibrada para una buena salud.

Para empezar, la fruta es una excelente fuente de fibra.

Un plátano medio proporciona entre el 20 y el 25% de la cantidad diaria de fibra recomendada.

Obtener suficiente fibra en la dieta es importante para protegerse contra el cáncer de intestino.

Hay un claro margen de mejora en nuestro consumo de fibra.

En muchos países, los adultos sólo consumen la mitad de la cantidad recomendada cada día, 25g para las mujeres y 30g para los hombres.

La fibra de la fruta, que a menudo está ausente en muchos alimentos y bebidas, también puede ayudar a sentirte lleno.

Lo que significa que comes menos en general durante una comida.

No está claro exactamente por qué, pero podría estar relacionado con el volumen de la comida.

Especialmente en comparación con los líquidos y la forma en que se mastica.

La fruta también es una buena fuente de otros nutrientes como el potasio.

Puede ayudar a reducir la presión arterial, y los flavonoides, que pueden reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.

Existen pruebas de que el consumo de frutas enteras, solas y combinadas con verduras, reduce las posibilidades de morir de cáncer, obesidad y enfermedades del corazón.

A pesar de esto, sólo cerca del 50% comen al menos dos piezas de fruta al día.

La mayoría de las pautas alimenticias alientan el consumo de frutas y verduras, con énfasis en las hortalizas.

Para intentar comer las dos piezas de fruta recomendadas por día, recuerde que una pieza puede ser un plátano, una manzana o una naranja, o dos frutas más pequeñas como ciruelas o albaricoques, o una taza de uvas o bayas.

Cuando se trate de otras fuentes de azúcares, trata de elegir alimentos que tengan poca o nada de azúcar en la lista de sus ingredientes.

Y bebe agua en lugar de bebidas azucaradas cuando tengas sed.

Te Gusto? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en las Redes Sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *