Alimentos Para Combatir Las Hemorroides

Las hemorroides, estas venas distendidas o hinchadas en el ano y en las partes inferiores del recto pueden coagularse o abultarse si no se tratan, aquí te ofrezco una lista de alimentos para combatir las hemorroides.

El dolor, la sensibilidad, la hemorragia y el intenso picor que acompañan a las hemorroides son a menudo suficientes para hacerte subir por la pared, que además puede en ciertas ocasiones requerir cirugía.

Alimentos Para Combatir Las Hemorroides

Alimentos Para Combatir Las Hemorroides

Algunos alimentos pueden ayudar a combatir las hemorroides, aliviar los síntomas e incluso ayudar a prevenirlas.

Legumbres.

Cuando se trata de evitar, prevenir o combatir la formación de hemorroides, una regla importante es asegurarse de obtener suficiente fibra.

Puedes obtener dos tipos de fibra de los alimentos: soluble e insoluble.

Mientras que la soluble forma un gel en el tracto digestivo y puede ser digerida por bacterias amigas, la fibra insoluble ayuda a aumentar el volumen de las heces.

Para promover un intestino saludable, necesitas ambas.

Incluyen los frijoles, lentejas, guisantes, soja, cacahuetes y garbanzos.

Están cargadas con ambos tipos de fibra pero especialmente ricas en el tipo soluble.

Una taza (200 gramos) de lentejas cocidas contiene casi 16 gramos de fibra.

Eso es aproximadamente la mitad de la ingesta de fibra recomendada.

La mayoría de los adultos deberían consumir entre 21 y 38 gramos por día, aunque esto puede variar según la edad y el sexo.

Las lentejas y otras legumbres pueden aumentar el volumen de las heces, lo que hace menos probable que tengas que hacer un esfuerzo para ir al baño.

Esto puede ayudar a prevenir las hemorroides o a aliviar los síntomas.

Granos enteros.

Los granos enteros son especialmente ricos en fibra insoluble.

Esto ayuda a mover la digestión, lo que puede ayudar a reducir el dolor y la incomodidad asociados con las hemorroides.

Ten en cuenta que los granos integrales van más allá de la harina de trigo integral y el pan.

Aunque son buenas opciones, esta categoría también incluye cebada, maíz, escanda, quinoa, arroz integral, centeno integral y avena.

Alimentos esenciales para prevenir las hemorroides.

La avena es una muy buena opción para incluir en la dieta  cuando se trata de combatir los síntomas de las hemorroides.

Contiene un tipo específico de fibra soluble llamada beta-glucano, que beneficia a tu tracto intestinal actuando como un prebiótico.

Los prebióticos ayudan a alimentar a las bacterias amigables de tu intestino.

Cuando compres avena, ten en cuenta que la avena cortada al acero tarda más tiempo en cocinarse pero es menos procesada.

Brócoli y otras verduras crucíferas.

Entre las verduras crucíferas se encuentran el brócoli, la coliflor, las coles de Bruselas, la rúcula, la col rizada, los rábanos, los nabos y el repollo.

Son conocidas por sus propiedades anticancerígenas, también entregan una impresionante cantidad de fibra insoluble.

Son muy buenos alimentos para aliviar las hemorroides.

Esto funciona para aumentar el volumen de las heces y mantenerte regular.

Las verduras crucíferas contienen glucosinolato, una sustancia química de las plantas que puede ser descompuesta por las bacterias de tu intestino.

La diversidad de las bacterias intestinales está vinculada a un sistema gastrointestinal más resistente, así como a una mejora de la inmunidad.

Su contenido de fibra insoluble, hacen que los vegetales crucíferos sean una gran opción como alimento para prevenir las hemorroides.

Alcachofas.

Como muchos alimentos ricos en fibra, la fibra de las alcachofas ayuda a alimentar a las bacterias amigables de tu intestino.

La inulina, un tipo de fibra soluble en las alcachofas  aumenta el número de bacterias beneficiosas en el intestino, como las Bifidobacterias y los Lactobacilos.

Esto puede ayudar a prevenir la aparición de hemorroides o disminuir sus síntomas manteniendo el intestino sano y regular.

Vegetales de raíz.

Los vegetales de raíz como las batatas, nabos, remolachas, colinabos, zanahorias y papas están llenos de nutrientes.

Son ricos en fibra saludable para el intestino, continen entre 3 a 5 gramos por porción.

Cuando se trata de tubérculos, tenga en cuenta que gran parte de su fibra se encuentra en la piel, así que asegúrese de dejarla cuando los prepare.

Además, las papas blancas cocidas y enfriadas contienen un tipo de carbohidrato conocido como almidón resistente, que pasa a través de su tracto digestivo sin ser digerido.

Al igual que la fibra soluble, ayuda a alimentar a tus bacterias intestinales beneficiosas.

Reducen el estreñimiento, y pueden aliviar los síntomas de las hemorroides.

La mejor manera de incorporar las raíces vegetales a la dieta es asarlas, cocinarlas al vapor, saltearlas o hervirlas con la piel.

También son maravillosas en puré, o cortadas y horneadas con piel como sustituto de las patatas fritas.

Calabaza.

Desde el verano hasta el invierno, la calabaza aporta color y fibra a su plato.

Hay muchas variedades, incluyendo calabaza amarilla, calabacín, calabaza de bellota, calabaza butternut y calabaza.

La más fibrosa de este grupo es la calabaza de bellota, contiene 9 gramos de este nutriente en cada taza (205 gramos) de cubos horneados.

Disfruta de la calabaza asada, salteada o hervida para ayudar a mantener tu tracto digestivo en movimiento.

Pimientos.

Aunque no son tan fibrosos como otros vegetales, los pimientos son muy hidratantes, con un contenido de agua del 93%.

Junto con la fibra, esto facilita el paso de las heces y evita el esfuerzo.

Apio.

Al igual que los pimientos, el apio proporciona mucha agua y fibra.

Corta esta verdura crujiente en ensaladas, añádela a sopas o guisos, o sumerge los tallos en un poco de tu mantequilla de cacahuete favorita.

Pepinos y melones.

Los pepinos y los melones pertenecen a la familia de las Cucurbitáceas.

Al igual que los pimientos y el apio, son deliciosas formas de llevar fibra y agua a tu tracto digestivo.

Cuando consumas pepino, asegúrate de dejar la piel puesta, ya que así obtendrás la mayor cantidad de fibra posible.

Peras.

Una pera mediana contiene casi 6 gramos de fibra, que es el 22% de sus necesidades diarias de fibra.

Asegúrate de comer esta fruta con la cáscara, ya que es donde se encuentra mucha de la fibra que combate a las hemorroides.

Las peras son un excelente manjar por sí solas o pueden ser guisadas y mezcladas en sopas o ensaladas.

Manzanas.

Como las peras, las manzanas tienen una cantidad impresionante de fibra.

Por ejemplo, una manzana mediana posee casi 5 gramos de fibra, parte de ella es pectina, una fibra soluble que crea una consistencia gelatinosa en el tracto digestivo.

Ayuda a suavizar y aumentar el volumen de las heces, aliviando el esfuerzo y ayudando a la incomodidad asociada con las hemorroides.

Frambuesas.

Mientras que las bayas se consideran fibrosas, las frambuesas se destacan como una potencia de fibra.

Basta con comer una taza (123 gramos) de frambuesas crudas para obtener 8 gramos de fibra con un 85% de contenido de agua.

Juntos, estos nutrientes te harán más fácil ir al baño sin esfuerzo.

Plátanos.

Con pectina y almidón resistente, los plátanos son un alimento ideal para incorporar a la dieta para calmar los síntomas de las hemorroides.

Un plátano mediano proporciona 3 gramos de fibra.

Su pectina crea un gel en tu tracto digestivo, y su almidón resistente alimenta a la flora intestinal buena lo que es una gran combinación de alimentos para ayudar a combatir tus hemorroides.

Ciruelas pasas cocidas.

Las ciruelas pasas se consideran un laxante de la naturaleza.

Comer una cantidad moderada, hasta 10 ciruelas pasas al día, puede mejorar la consistencia de las heces y la motilidad digestiva entre las personas con estreñimiento.

Esto se debe no sólo a la fibra sino también al sorbitol.

El sorbitol es un alcohol de azúcar que los intestinos no digieren bien.

Lleva agua al tracto digestivo, suavizando las heces y estimulando la necesidad de ir al baño.

Las ciruelas pasas cocidas contienen un poco más de agua.

Para hacerlas, simplemente hierve a fuego lento las ciruelas secas en agua durante 10 minutos o hasta que se ablanden.

Fluidos.

Mantenerse hidratado ayudará a que las heces sean más blandas y fáciles de evacuar.

La cantidad de agua que debes beber depende de tu edad, sexo y nivel de actividad.

Asegúrate de optar por el agua la mayoría de las veces.

Si necesita un poco más de sabor, agrégale rodajas de limón o bayas.

Ocasionalmente puede tomar otros líquidos que sean bajos en azúcar, como tés no endulzados y caldos claros bajos en sodio.

Se recomienda beber ocho vasos de 8 agua por día, pero este es un consejo arbitrario que no está basado en la evidencia científica.

Se reduce a lo que mejor te funcione.

Alimentos a evitar para combatir las hemorroides.

Es una buena idea limitar los alimentos que son bajos en fibra.

Estos pueden empeorar el estreñimiento, lo que puede provocar las hemorroides.

Los alimentos bajos en fibra que hay que evitar incluyen:

Los productos lácteos.

Incluyen la leche, queso y otras variedades.

Harina blanca.

A esta harina se le ha quitado el salvado y el germen, haciéndola menos fibrosa.

Los productos hechos con este tipo de harina incluyen panes blancos, pasta y bagels.

Carnes rojas.

Evita este tipo de carne, ya que tarda más en digerirse y puede agravar el estreñimiento.

Carnes procesadas.

Estos alimentos, como la mortadela y otros embutidos, son bajos en fibra y altos en sodio, lo que aumenta el riesgo de estreñimiento.

Alimentos fritos.

Estos pueden ser difíciles de digerir.

Comidas saladas.

Pueden causar hinchazón y hacer que sus hemorroides sean más sensibles.

También debes evitar estos alimentos para combatir las hemorroides:

Las comidas picantes.

Aunque no necesariamente son bajas en fibra, las comidas picantes pueden aumentar el dolor y la incomodidad asociados con las hemorroides.

Bebidas con cafeína.

Estas bebidas, sobre todo el café, pueden endurecer las heces y hacer más doloroso la ida al baño.

El alcohol.

Al igual que las bebidas con cafeína, las bebidas alcohólicas pueden secar las heces y exacerbar el malestar de las hemorroides.

En resumen.

Las hemorroides, o almorranas, pueden causar mucho dolor y malestar.

Con estos alimentos para combatir las hemorroides notaras la diferencia.

Mientras que ciertos alimentos pueden empeorar los síntomas, otros pueden ser muy beneficiosos.

Aumentar el consumo de fibra en los alimentos, puede ayudar a disminuir los síntomas y poder combatir las hemorroides, así como mantenerse hidratado con mucha agua.

Los granos enteros, las legumbres, las verduras y las frutas están cargados de fibra.

Comer más de ellas puede ayudar a mantenerte regular y evitar el estreñimiento, y por lo tanto las hemorroides.

Sin embargo, si tus síntomas no mejoran o incluso empeoran, debes consultar a tu médico para determinar el mejor tratamiento posible.

Te Gusto? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en las Redes Sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *