Agua Con Gas Y Su Influencia En La Salud

El agua con gas es una bebida refrescante y una buena alternativa a los refrescos azucarados.

Sin embargo, a algunas personas les preocupa que pueda ser mala para su salud.

Aquí analizaremos detalladamente los efectos del agua con gas en la salud.

¿Qué es el agua con gas?

Agua Con Gas Y Su Influencia En La Salud

Agua Con Gas Y Su Influencia En La Salud

El agua con gas es agua que ha sido infundida con gas de dióxido de carbono bajo presión.

Esto produce una bebida burbujeante que también se conoce como club soda, agua de soda, agua de seltz y por supuesto agua con gas.

Aparte del agua de seltz, a las aguas carbonatadas se les suele añadir sal para mejorar su sabor.

A veces se incluyen pequeñas cantidades de otros minerales.

Las aguas minerales naturales con gas, como Perrier y San Pellegrino, son diferentes.

Estas aguas se extraen de un manantial mineral y suelen contener minerales y compuestos azufrados.

A menudo también son carbonatadas.

El agua tónica es una forma de agua carbonatada que contiene un compuesto amargo llamado quinina, junto con azúcar o jarabe de maíz de alta fructosa.

El agua con gas es ácida

El dióxido de carbono y el agua reaccionan químicamente para producir ácido carbónico, un ácido débil que se ha demostrado que estimula los mismos receptores nerviosos de la boca que la mostaza.

Esto desencadena una sensación de ardor que puede ser tanto irritante como agradable.

El pH de esta agua es de 3-4, lo que significa que es ligeramente ácida.

Sin embargo, beber una bebida ácida como el agua con gas no hace que el cuerpo sea más ácido.

Los riñones y los pulmones eliminan el exceso de dióxido de carbono.

Esto mantiene la sangre a un pH ligeramente alcalino de 7.35-7.45 sin importar lo que comas o bebas.

¿Afecta a la salud dental?

Una de las mayores preocupaciones sobre el agua con gas es su efecto sobre los dientes, ya que su esmalte está directamente expuesto al ácido.

Hay muy poca investigación sobre este tema, pero un estudio encontró que el agua mineral con gas dañaba el esmalte sólo un poco más que el agua sin gas.

Además, el agua mineral era 100 veces menos dañina que un refresco azucarado.

En otro estudio, las bebidas gaseosas mostraron un fuerte potencial para destruir el esmalte, pero sólo si contenían azúcar.

De hecho, una bebida dulce sin gas (Gatorade) era más dañina que una bebida con gas sin azúcar (Coca-Cola Light.

Otro estudio adicional colocó muestras de esmalte dental en varias bebidas hasta por 24 horas.

Las bebidas azucaradas carbonatadas y no carbonatadas resultaron en una pérdida de esmalte significativamente mayor que sus contrapartes de la dieta.

Un examen de varios estudios reveló que la combinación de azúcar y carbonatación puede provocar caries dental grave.

Sin embargo, el agua con gas natural parece plantear pocos riesgos para la salud dental.

Sólo los tipos azucarados son perjudiciales.

Si le preocupa su salud dental, intente beber agua con gas con una comida o enjuagarse la boca con agua corriente después de beberla.

¿Afecta a la digestión?

El agua carbonatada puede beneficiar su salud digestiva de varias maneras.

Puede mejorar la capacidad de tragar.

Los estudios sugieren que el agua con gas puede mejorar la capacidad de tragar tanto en los adultos jóvenes como en los mayores.

En un estudio, se pidió a 16 personas sanas que bebieran repetidamente diferentes líquidos.

El agua carbonatada mostró la mayor capacidad de estimular los nervios responsables de la deglución.

Otro estudio demostró que la combinación de la temperatura fría y la carbonatación reforzaba estos efectos beneficiosos.

En una prueba realizada en 72 personas que sentían una necesidad persistente de aclarar sus gargantas, el consumo de agua carbonatada fría condujo a mejoras en el 63% de los participantes.

Los que tenían los síntomas más frecuentes y graves experimentaron el mayor alivio.

Puede aumentar la sensación de plenitud.

El agua carbonatada también puede prolongar la sensación de saciedad después de las comidas en mayor medida que el agua corriente.

El agua con gas puede ayudar a que los alimentos permanezcan más tiempo en el estómago, lo que puede desencadenar una mayor sensación de plenitud.

Sin embargo, se necesitan estudios más amplios para confirmar estos resultados.

Puede ayudar a aliviar el estreñimiento.

Las personas que sufren de estreñimiento pueden descubrir que beber agua con gas ayuda a aliviar sus síntomas.

En un estudio de dos semanas en 40 personas mayores que habían sufrido un derrame cerebral, la frecuencia media de movimientos intestinales casi se duplicó en el grupo que bebió agua con gas, en comparación con el grupo que bebió agua del grifo.

Además, los participantes reportaron una disminución del 58% en los síntomas de estreñimiento.

También hay evidencia de que el agua con gas puede mejorar otros síntomas de indigestión, incluyendo el dolor de estómago.

Un estudio controlado examinó a 21 personas con problemas digestivos crónicos.

Después de 15 días, aquellos que bebieron agua carbonatada experimentaron mejoras significativas en los síntomas digestivos, el estreñimiento y el vaciamiento de la vesícula biliar.

¿Afecta el agua con gas a la salud de los huesos?

Mucha gente cree que las bebidas carbonatadas son malas para los huesos debido a su alto contenido de ácido.

Sin embargo, las investigaciones sugieren que la carbonatación no tiene la culpa.

Un gran estudio de observación en más de 2.500 personas encontró que la cola era la única bebida asociada con una densidad mineral ósea significativamente menor.

El agua carbonatada parecía no tener ningún efecto en la salud de los huesos.

A diferencia del agua carbonatada y los refrescos, las bebidas de cola contienen mucho fósforo.

Los investigadores propusieron que los bebedores de cola podrían haber estado consumiendo demasiado fósforo e insuficiente calcio, lo que constituye un factor de riesgo potencial para la pérdida de hueso.

En otro estudio, se encontró que las adolescentes que consumían bebidas gaseosas tenían una densidad mineral ósea menor.

Esto se atribuyó a las bebidas que reemplazaron a la leche en su dieta, lo que dio como resultado una ingesta inadecuada de calcio.

En un estudio controlado realizado en 18 mujeres posmenopáusicas, beber 1 litro de agua con gas rica en sodio diariamente durante 8 semanas condujo a una mejor retención de calcio que beber agua mineral pura.

También disminuyó el colesterol LDL (malo), los marcadores inflamatorios y el azúcar en la sangre y experimentaron un aumento del colesterol HDL (bueno).

Además, no se observaron efectos negativos en la salud ósea.

La investigación en animales sugiere que el agua carbonatada puede incluso mejorar la salud ósea.

Suplementar la dieta de las gallinas con agua carbonatada durante 6 semanas condujo a un aumento de la resistencia de los huesos de las piernas en comparación con el agua del grifo.

¿Afecta a la salud del corazón?

Las investigaciones sugieren que el agua carbonatada puede mejorar la salud del corazón, aunque las pruebas son muy limitadas.

El riesgo estimado de desarrollar enfermedades cardíacas en un plazo de 10 años fue un 35% menor entre los que bebían agua carbonatada que entre los que bebían el agua normal.

Sin embargo, dado que éste fue sólo un pequeño estudio, se necesita una investigación significativamente mayor antes de poder llegar a ninguna conclusión.

En resumen

No hay pruebas que indiquen que el agua con gas sea mala para la salud.

No es tan dañina para la salud dental, y parece no tener ningún efecto en la salud de los huesos.

Curiosamente, una bebida carbonatada puede incluso mejorar la digestión al mejorar la capacidad de tragar y reducir el estreñimiento.

También es una bebida sin calorías que causa una placentera sensación de burbujas.

Muchas personas la prefieren al agua sin gas.

No hay razón para renunciar a esta bebida si la disfrutas.

De hecho, puede incluso mejorar su salud en general.

Las fuentes de los estudios realizados pertenecen al Centro Nacional de Información Biotecnológica de la Biblioteca Nacional de Medicina de USA, en su apartado de publicaciones médicas.

Te Gusto? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en las Redes Sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *